Eran las doce del mediodía y los nervios se palpaban en el ambiente. Comenzaba una jornada muy especial que quería contar con los amantes de los animales con un solo fin: ayudar a la gran labor del Albergue de Bañaderos con la comunidad animal. Pasaban pocos minutos del mediodía y comenzaron a llegar muchas personas […]">
A %d blogueros les gusta esto: